Vigilancia Física

En RH conocemos el valor de la persona. Un guardia no es sólo un uniformado de buena presencia y porte. Detrás de él (o ella), como de cualquier otra persona, hay necesidades materiales, preocupaciones familiares, aspiraciones humanas, convicciones valóricas y mucho más. Y sobre esa persona recae en última instancia la tranquilidad de nuestros clientes, y la nuestra…

Para RH la selección de sus colaboradores, su capacitación, el continuo perfeccionamiento, y sobre todo el contacto humano permanente, tienen un sentido vital. No en vano, nos hemos formado a partir de los cientos de años de experiencia, en materia de conducción de hombres, que nuestras Instituciones Armadas, y sus antecesoras en otras naciones, han acumulado.

“No hay buenas ni malas tripulaciones, si no sólo buenos o malos Jefes” (Lord Thomas Alexander Cochranne, ilustre marino destacado en los albores de nuestra independencia, que al mando de un puñado de chilenos, aprendices de marinos, infligió gravísimas derrotas a la española Armada Invencible, la mayor potencia naval de esa época)

Pero lo mejor de todo es que hemos integrado a estas tradiciones, lo más selecto de las prácticas modernas en materias de liderazgo y de administración de recursos humanos.

Para apoyar a nuestros guardias, la labor de supervisión es una de nuestras principales preocupaciones. La promoción de nuestro personal al rango de supervisor, constituye un aliciente para su permanencia, perfeccionamiento, y lealtad hacia la empresa y sus objetivos.

Es fundamental en el éxito de RH con sus relaciones laborales, sentir el permanente y tranquilizador apoyo dado por el trabajo de asesores, en materias psicológica y legal.

Solicite este servicio





Nombre (requerido)

Cargo

Empresa (requerido)

Giro

Rut Empresa (requerido)

Dirección E-mail (requiredo)

Teléfono

Dirección

Ciudad

Comuna

Desea cotización en el servicio de:

Mensaje